Qué ver en Edimburgo

que ver en edimburgo

Edimburgo, como capital de Escocia y destino turístico en alza, ofrece un gran número de posibilidades y atracciones para la gente, que bien visita la ciudad por primera vez o repite después de una grata primera experiencia.

¿Qué ver?

En el centro de la ciudad hay muchas cosas que hacer. Princes Street, la avenida principal divide la ciudad en dos, al lado sur, está la Old Town (el barrio antiguo) y al lado norte se encuentra la New Town (el barrio que se empezó a construir a partir de la segunda mitad del siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX). Un simple paseo desvela las diferencias entre ambos lugares. La Old Town está llena de pequeñas calles y diminutos pasajes mientras que la New Town presenta la opulencia del Siglo de las Luces con una planificación milimetrada y grandes avenidas.

Princes Street, además de gozar de numerosas tiendas típicas de toda gran ciudad en una de sus aceras, en la otra, en lugar de más tiendas, hay un enorme parque, Princes Street Gardens, donde pasear o relajarse en un banco o en el césped. Además, el emblemático y espectacular monumento al escritor Sir Walter Scott ofrece la posibilidad de entrar y subir hasta lo más alto. Es un lugar privilegiado para tener buenas vistas de la ciudad.

Pero, quizás el lugar más famoso de Edimburgo sea su castillo, Edinburgh Castle, en la parte alta de la Royal Mile, así llamada porque en aproximadamente una milla de distancia une el castillo con el Palacio de Holyrood. A pesar de ser el lugar más conocido, el castillo puede ser que no encabece la lista del primer lugar a visitar. La entrada es cara, y si bien las vistas son muy buenas y la edificación espectacular, la gran cantidad de museos militares que alberga tal vez no sea del gusto del todo el mundo. El punto más interesante del castillo es la Capilla de Santa Margarita, St Margaret’s Chapel, arriba del todo. Es el único elemento medieval que se conserva y data de la primera mitad del siglo XII; por tanto, es de origen románico.

lo mejor para ver en Edimburgo

Bajando por la ya mencionada Royal Mile, se encuentran numerosas tiendas de recuerdos, lugares donde comer y pubs donde tomar algo. Aquí tienes una buena guía con los mejores pubs de Edimburgo al menos para nosotros. Al final de la Royal Mile, el Palacio de Holyrood es todavía hoy la residencia real donde la Reina de Inglaterra se aloja cuando visita la capital de Escocia. El Palacio se construyó en el siglo XVII al lado de las ruinas de la abadía agustina de Holyrood (la cruz sagrada), de la cual tomó su nombre. Una visita os llevará a las diferentes estancias del palacio decoradas con muebles de la época. Además, la visita se ameniza con diferentes historias, incluyendo alguna de la famoso reina Maria Estuardo. La Royal Mile conecta el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyrood atravesando el centro de la ciudad y donde, en sus calles adyacentes medievales puedes encontrar los famosos closes, callejones y pasadizos medievales de gran interés que llevan en algún caso a patios comunitarios de un conjunto de viviendas, a otras calles e incluso a otros a jardines en algún caso privado.

¿Dónde alojarse?

El tipo de alojamiento lógicamente dependerá de los diferentes bolsillos. Existen opciones más lujosas como los dos clásicos hoteles situados a uno y otro lado de Princes Street, el antiguo Caledonian Hotel, ahora también conocido como Walford Astoria, y el Balmoral, en el este de Princes Street. También existe, el más moderno, abrió a principios de este milenio, Apex Hotel, en el 31-35 de Grassmarket, uno de los 5 Apex de Edimburgo. Además, Edimburgo también cuenta como cientos de Bed & Breakfast, que como el nombre indica ofrecen cama y desayuno. Acostumbran a estar situados en antiguas casas de época, con el encanto que algunas de ellas poseen.

Las opciones más económicas son los típicos albergues como el Edinburgh Backpackers, en el centro de la ciudad, o durante estos últimos años también se han popularizado los Air B&B, en los cuales, el propietario de un piso a casa ofrece una habitación a precios bastante razonables.

¿Dónde comer?

Como en todos los países del norte de Europa, en Escocia se desayuna fuerte, se come ligero y se cena con opulencia. Hay que reconocer que la cocina escocesa es desconocida por el gran público y a menudo es motivo de mofa por quién la reduce al haggis (una mezcla de diferentes partes del cordero con muchas especias) y las patatas asadas, o el "fish and chips" (pecado rebozado con patatas fritas). Sin embargo, la cocina escocesa es mucho más que todo eso, y cuenta con platos francamente exquisitos.

Si el dinero no es un problema y habéis reservado con suficiente antelación, The Witchery (352 Castlehill), en la Royal Mile, muy cerca del castillo) podría ser la opción sofisticada tanto por la comida como por el ambiente. Además de la carta, también cuenta con menús tanto para comer como para cenar que hacen que comer allí no sea prohibitivo. También puedes ver aquí una guía imprescindible sobre qué comer en Edimburgo.

Otro restaurante escocés es el Stac Polly, donde se demuestra que la cocina escocesa ya mucho más allá de los tópicos que puede ofrecer un gran número de platos, sabores y sofisticación. Está situado en la New Town a unos cinco minutos caminando de Princes Street (29-33 Dublin Street).

Pero, si lo que buscáis, es comer rápido y sin complicaciones a la vez que os intriga degustar un poco de haggis, podéis simplemente ir a un pub como el Whiski Bar & Restaurant en la Royal Mile (119 High Street) o el Greyfiars Bobby Bar a cinco minutos de la Royal Mile (30-34 Candlemaker Row) situado justo delante de la estatua al famoso perro que da nombre al lugar.

Compartir:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar