Qué ver en Edimburgo con niños

viajar a edimburgo con niños

Georgie City Farm, una granja urbana


Muy cerca del centro de Edimburgo en el Barrio de Gorgie, se encuentra esta “granja urbana” que hace las delicias de los/as más pequeños/as de la casa durante todo el año. Si venís de una ciudad y vuestros/as hijos/as no ven animales de granja con frecuencia, esta puede ser un gran oportunidad. La granja se creó en 1977 y en 1982 abrió sus puertas al público. Desde entonces, funciona como cualquier otra: vende ganado, vegetales y fertilizante. También depende de las donaciones de visitantes ya que la entrada es absolutamente gratuita. Aunque los algunos animales van rotándose a lo largo del año, lo más normal es que encontréis las típicas vacas, gallinas, cabras, caballos, ovejas y cerdos. Es de fácil acceso en autobús desde Princes St: los números 1, 2, 3, 25 y 33 os dejarán en la puerta mientras que el 4, 34, 35 y 44 os dejarán muy cerca.


granja en la ciudad edimburgo

granja niños ciudad edimburgo

Dynamic Earth, el espectáculo de la Tierra

Dynamic Earth es un museo interactivo, que muestra de manera colorida y visualmente espectacular desde los orígenes del planeta Tierra hasta un viaje de 4D en una nave espacial. Incluso podréis tocar un iceberg con vuestras propias manos o disfrutar de la aurora boreal. Dynamic Earth también alberga la única sala de proyecciones de 360 grados en toda Escocia. Es un lugar donde la diversión, el conocimiento, la tecnología y la ciencia van de la mano. La visita dura entre dos o tres horas, dependiendo del tiempo que queráis pasar en cada sala. Dynamic Earth se encuentra en Holyrood Road, a lado del Palacio de Holyrood y la Royal Mile. Además, tendréis a vuestra disposición una audioguía en español, que podéis descargar con antelación.

El Mercado de Navidad, todo lo bueno que ofrece esta época del año

Desde 1997, el mercado de Navidad (Christmas Market o German Market dado su origen) de Edimburgo es uno de los eventos más populares que se celebran en la ciudad. Normalmente se extiende de mediados de noviembre hasta principios de enero. Si coincide que estáis en Edimburgo durante estas fechas, no os lo podéis perder. Las muchas casetas que componen este mercado ofrecen todo tipo de objetos artesanos, para los que buscáis un regalo diferente o con un toque muy navideño. Además tendréis diferentes ofertas gastronómicas: desde las tradicionales salchichas alemanas, hasta crepes y las típicas patatas fritas con pescado rebozado (fish and chips). El mercado se ubica en el mismo centro de Edimburgo, en Princes St., y captura el mejor espíritu navideño. Es del todo recomendable tanto para pequeños/as como para mayores. A causa de su gran popularidad, alrededor del mercado, también han surgido varias atracciones como una gran noria, una pista de patinaje sobre hielo o un tiovivo. Te recomendamos esta información sobre la Navidad en Edimburgo

Museum of Childhood, un museo para recordar qué divertido es ser niño/a

Si Dynamic Earth propone un espectáculo de excitación y aventura el Museo de la Infancia (Museum of Childhood) ofrece un recorrido más pausado y tradicional a través de juguetes y juegos a lo largo del tiempo. Además, el museo también examina aspectos del crecimiento infantil, la vida escolar o los días festivos, todo ello pensado para aportar con un componente educativo a la visita. Quizás la parte más divertida sea el espacio dedicado al teatro de marionetas y una zona donde los/as niños/as tienen la oportunidad de disfrazarse. El Museo de la Infancia está situado en el corazón de la Royal Mile, en pleno centro de Edimburgo (42 High Street).

El Jardín Botánico, la belleza de las plantas del mundo

El Jardín Botánico tiene el nombre oficial de Royal Botanic Garden si bien es conocido popularmente como “the botanics.” Además de disfrutar de un espacio natural dentro de Edimburgo, los más pequeños de la casa podrán corretear por los caminos y senderos que se dibujan en el lugar. El Jardín Botánico cuenta con más de 13.000 especies de plantas diferentes, lo cual provee al lugar de un colorido y una diversidad extraordinaria, sobre todo si vais en primavera o verano. Además de su enorme invernadero, lo que más destaca de “the botanics” posiblemente sea la colina china (Chinese hillside). Tanto las plantas y flores como los toques arquitectónicos os transportarán a un relajante y bello jardín chino. Si bien existen diferentes entradas al jardín, su entrada principal se ubica en el 20 de Inverleith Row. Desde el centro de la ciudad, el recorrido es de alrededor de media hora en autobús. Los números 8, 23 y 27 os dejarán al lado.

Camera Obscura y World of Illusions, donde lo que ves engañará a tu cerebro

La Camera Obscura presume de ser la atracción turística más antigua de la ciudad desde su apertura en 1835. Pero no penséis que os vais encontrar con un lugar obsoleto y aburrido. Por el contrario, la Camera Obscura se ha transformado enormemente durante los años, adaptándose a los nuevos tiempos y nuevas tecnologías. Consta de seis plantas de diversión interactiva, donde toda la familia gozará de unas vistas fascinantes de la ciudad desde la azotea y se familiarizará con su historia. Además, en la sección del el Mundo de las ilusiones (World of Illusions), nada es lo que parece: los juegos de espejos y de las luces y los trucos de magia harán que te preguntes si es verdad lo que están viendo. Os podréis convertir en gigantes o enanos/as. Esta atracción también está convenientemente ubicada en Castlehill, en la Royal Mile, al lado de la explanada del castillo.

Compartir:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar