Lugares céntricos menos conocidos para visitar en Edimburgo

Conoce algunos de los destinos turísticos menos conocidos de la ciudad

En Edimburgo existen interesantísimos y muy reconocidos destinos para visitar e impregnarse de la gran personalidad que tiene la capital escocesa pero piensa que esta ciudad ofrece mucho más, lugares menos conocidos pero no por ello menos interesantes. Si es la primera vez que visitas Edimburgo quizá será mejor comenzar con nuestra página sobre lo imprescindible que visitar, de esta manera tendrás el contexto más tradicional de la ciudad con información e imágenes de algunas de las principales atracciones. De igual modo si ya eres un auténtico aficionado a la ciudad y ya la has visitado en alguna ocasión o tu primera visita da para ello, estas son algunas de las atracciones menos conocidas de Edimburgo que se encuentran también en el centro de la ciudad.


Museo de Edimburgo

Visitar el Museo de Edimburgo es una las mejores maneras de tener contexto y comenzar a conocer mejor la ciudad. En su ubicación de Huntly House (142 Canongate, Royal Mile) en la histórica Royal Mile, en un laberinto de edificios del siglo XVI descubrirás la fascinante historia de Edimburgo a través de las amplias y variadas colecciones de artículos icónicos, documentos históricos, objetos y escritos sobre hechos históricos fascinantes y cuentos fantásticos.

El museo es gratuito con horarios de jueves a lunes de 10 a 17:00 horas excepto los domingos cuya apertura es a las 12:00, alberga también colecciones espectaculares de arte decorativo de artesanía escocesa como objetos de vidrio tallado y grabado cerámica y porcelana escocesa. Una última sorpresa, si eres fan de la serie Outlander, seguro que te interesará saber que Huntly House, hogar del museo, aparece concretamente en la 3 temporada.


Galería Nacional

Si eres amante de la pintura esta es una visita imprescindible para ti ya que aunque quizá no hayas oído hablar mucho de la Galería Nacional de Edimburgo está en la lista de las principales pinacotecas a nivel mundial. Con horarios de Lunes a Domingo 10.00 a 17.00 (Jueves 10.00 a 19.00) Su entrada es gratuita y está ubicada en un edificio neoclásico de 1859. Además de dibujos originales del mismísimo Leonardo da Vinci podrás deleitarte con pinturas que van desde el Renacimiento hasta el Postimpresionismo, con obras de pintores de la talla de Botticelli, El Greco, Monet, Tiziano, Rembrandt y Velázquez entre otros.

La Galería Nacional posee también la más importante colección privada Bridgewater propiedad de los duques de Sutherland, fue cedida a la galería tras los destrozos causados en su mansión de Londres por la Luftwaffe, la aviación alemana durante la II Guerra Mundial.

Gladstone’s Land

Gladstone's Land es una casa muy peculiar de seis pisos del siglo XVII situada en la Royal Mile que después de haberse salvado de varios intentos de demolición ha sido restaurada y actualmente es mantenida y gestionada por el National Trust. Debido a que el casco antiguo de Edimburgo estaba rodeado por una gran muralla defensiva, los habitantes se habían quedado sin espacio y comenzaron a construir hacia arriba que conducen a una especie de "Manhattan medieval" con edificios que se dice que tienen hasta 14 pisos de altura. Estos "primeros rascacielos" se construyeron en gran parte de madera, muy juntos, y muchas personas vivían en condiciones similares a las de los barrios marginales con el fuego como una amenaza constante.

Construida entre 1617-1620 fue la casa de un rico comerciante y propietario, Thomas Gledstanes. El edificio en la actualidad es utilizado como conjunto de viviendas siendo uno de los edificios habitados más antiguos de Edimburgo. Y ahí vamos y es que dos de los pisos están dedicados al público como una atracción turística. En tu visita a Gladstone's Land podrás hacerte una evocadora idea de cómo vivían los Gledstanes y también cómo vivían y trabajaban personas de diferentes clases sociales y orígenes de esa época. En esta visita autoguiada podrás ver una cocina del siglo XVI, un despacho, un dormitorio auténticamente decorado de la época, y techos originales pintados en el Renacimiento entre otros muchos detalles así que vale mucho la pena visitarlo para aprender más sobre esta época y yo recomendaría hablar con los guías que se encuentran en cada una de las habitaciones, ya que pueden contarte mucho más sobre la historia del edificio y los objetos de cada habitación.

Al final de la visita, hay una sala de disfraces para los niños y muestras de café y galletas gratis. La planta baja es bastante pequeña y está dedicada a una tienda de regalos. La duración de la visita te llevará apenas 30-45 minutos. Normalmente la gente espera que la visita sea bastante más larga dado que el edificio en sí mismo tiene 6 pisos de altura. La entrada es actualmente de unos £7 (7,72 € al cambio) para adultos. Si te gusta Gladstone's Land, una buena recomendación será visitar la Casa de John Knox también propiedad del National Trust.

Museo de los escritores

Si hay otra disciplina que deba tanto a Edimburgo como la medicina, esta es sin duda la literatura. Autores de la talla de Robert Burns, Walter Scott (Ivanhoe), Robert Louis Stevenson (La isla del Tesoro, Robinson Crusoe…); J.K. Rowling (Harry Potter) e Irvin Welsh (Trainspotting) están de una u otra manera relacionados con Edimburgo y Escocia. Y por supuesto Sir Arthur Conan Doyle, nacido en el barrio de Leith y autor de Sherlock Holmes, personaje para el que tomó su inspiración de Joshep Bell, profesor suyo y miembro del Colegio de Cirujanos cuyo museo hemos visitado antes.

El museo de los escritores situado en el Lawnmarket, en un bonito edificio de 1622 entre Lady Stairs House y Lady Stairs Close está dedicado principalmente a Robert Burns, Walter Scott y Robert Louis Stevenson no sólo a sus obras sino también podrás ver colecciones con sus objetos privados. De los 3 quizá Robert Burns sea el menos conocido fuera de Escocia está considerado como el poeta nacional. Walter Scott es el escritor romántico escocés por excelencia, y uno de los más grandes autores de novela histórica de la literatura mundial.

Divulgador de la historia y las tradiciones escocesas, la ciudad de Edimburgo reconoce a Water Scott (Ivanhoe) con el más alto monumento construido nunca a un escritor y con la única estación de tren del mundo que toma su nombre de una novela (Waverley). De Robert Louis Stevenson (La isla del Tesoro, Robinson Crusoe) nacido y criado en Edimburgo, basó su tenebroso “Extraño caso del Doctor Jeckyll y Mr. Hyde” en un personaje real de la ciudad, el Diácono Brodie.

En el museo de los escritores de Edimburgo también encontrarás referencias a los escritores J.K. Rowling (Harry Potter) e Irvin Welsh (Trainspotting) y por supuesto Sir Arthur Conan Doyle, nacido en el barrio de Leith y autor de Sherlock Holmes, personaje para el que tomó su inspiración de un antiguo profesor suyo Joshep Bell. Sus horarios son de miércoles a sábado de 10 a 17 horas. El horario para los domingos es de 12 a 17 horas.

Chocolatarium Chocolate Tours

¿Te gusta el chocolate?, entonces tal vez quieras hacer un tour del chocolate en el Chocolatarium. Esta es una de las nuevas atracciones de la ciudad y de momento algo menos conocida y que abrió al público en septiembre de 2019. Además está muy bien situada, comienza en los números 3 y 5 de Cranston Street, justo al lado de la Royal Mile.

Ofrece 2 visitas guiadas al día y el recorrido en la Edinburgh Chocolate Experience te llevará algo más de 1,5 horas y te permitirá conocer la historia del chocolate, el proceso de fabricación y los diferentes tipos de chocolate. También podrás degustar tipos de chocolate e incluso hacer tu propio chocolate para llevártelo a casa. Por supuesto también hay una pequeña tienda con una gran variedad de chocolates, incluyendo los elaborados en Escocia. Si te decides te aconsejamos reservar tu ticket con antelación. Sin duda, ¡una dulce manera de experimentar el chocolate local!

The Scotch Whisky Experience

Abierto todo el año el Museo del Whisky de Edimburgo se encuentra en el 354 de Castle Hill, la continuación de la Royal Mile por lo que no te costará nada llegar hasta allí a pie. Los horarios son de lunes a Domingo de 10 a 18 horas siendo el último pase a las 17.00

Este museo es una de las atracciones turísticas más populares de Edimburgo, que ofrece diversas degustaciones, clases magistrales y una experiencia culinaria única para quienes también se sienten atraídos por la comida escocesa. La visita comienza con un divertido e innovador “Barrel Ride” que generalmente explica cómo se hace el whisky y cómo funciona una destilería. Más adelante la visita se exhibe una interesante proyección de las diferentes regiones del whisky en Escocia donde tiene lugar la primera degustación. Por último, dependiendo de la visita elegida, podrás degustar hasta cuatro whiskies más en la elegante Galería McIntyre. El lugar también cuenta con una magnífica selección de 300 whiskies, un exclusivo restaurante y unas preciosas vistas de las zonas céntricas de la ciudad.

El precio de la entrada depende del tour o la visita guiada al Museo del Whisky de Edimburgo que contrates o si vas a también has contratado la formación especializada en whisky. Te lo explicamos con más detalle (precios lógicamente sensibles de actualización):

Silver Tour (único Tour que pueden realizar menores: Adultos: 15.50 £ (Unos 17,05 € al cambio), Estudiantes y mayores de 60: 13.50 £ (14,85 € al cambio) Niños: 7.50 £ (8,25 € al cambio).
Gold Tour: Adultos: 27.00 £ (29,70 € al cambio) Estudiantes y mayores de 60: 24.50 £ (26,95 € al cambio).
Platinum Tour: Precio único: 38.00 £ (41,81 €).

Museo Nacional de Escocia

En su emblemático edificio que ocupa más de la mitad de Chambers Street, el Museo Nacional de Escocia es gratuito, como sucede con todos los museos nacionales de Reino Unido y fue en su origen 2 museos diferentes: el Museo Real, construido en 1861, y el más moderno Museo de Escocia, terminado en 1998. Las instalaciones se unificaron en abril de 2008, aunque todavía existe una separación temática definida: el antiguo Museo Real y su gran Salón Victoriano se centra en la historia mundial y natural, mientras que el edificio más actual conserva un punto de vista claramente escocés. A lo largo de las diferentes secciones que forman el museo podrás hacerte una buena idea de cómo ha ido cambiando y evolucionando la historia de Escocia. Es sin duda un lugar ideal si estás visitando la ciudad con niños ya que muchas de las exposiciones están pensadas en ellos son interactivas y están enfocadas no solo al entretenimiento y a pasar un buen rato sino también a la educación. Pueden simular una carrera de Fórmula 1, dirigir brazos robóticos, visitarás a Dolly, la oveja primera oveja clonada del mundo cuyo cuerpo se halla embalsamado, piezas auténticas y de gran valor de la época medieval, descubrir la ciencia y la historia que hay detrás de la energía solar y de las rocas, etc. Está abierto todo el año excepto el día de Navidad.

Parlamento de Edimburgo

Escocia tuvo históricamente su propio parlamento hasta que en 1707 fue fusionado con el de Inglaterra. Este antiguo e histórico parlamento que todavía se puede visitar está en Parliament Square, frente a la Royal Mile.

Actualmente Escocia vuelve a tener su propio parlamento en Edimburgo (Holyrood, al final de Royal Mile), independiente del parlamento británico de Westminster desde 1997 y después de un referéndum donde se consultó a los escoceses si querían un parlamento disponer de parlamento descentralizado en el que se les permitiera autonomía sobre ciertas decisiones.

Diseñado por el arquitecto catalán Enric Miralles, el parlamento escocés caracterizado por una moderna arquitectura exterior se pueden visitar las principales salas del edificio. Quizá lo más destacado sea la sala de debates, que se pueden visitar los días en que no hay sesiones o asistir a uno de los debates que se realiza los martes, miércoles y jueves. Para hacer la visita, guiada y gratuita, solo hay que reservar a través de la web del Parlamento Escocés. El edificio del parlamento escocés también alberga durante todo el año eventos culturales y diversas exposiciones.

El Britannia, barco Real de la Reina

El Britannia fue originalmente el antiguo barco de la realeza Británica durante unos menos de cuarenta años. Actualmente el Britannia está atracado en el puerto de Leith, justo al lado del complejo comercial Ocean Terminal. Es una atracción muy recomendable sobretodo si estás/estáis de visita en Edimburgo con niños, te lo aseguramos y por supuesto te recomendamos pasar un par de horas allí, alucinarán!

A bordo del Britannia podrás visitar las habitaciones de la familia real, incluyendo la hermosa Sala de sol, que era el lugar favorito de la Reina para relajarse. También son muy interesantes las salas de máquinas. En definitiva, es una atracción educativa e histórica que es definitivamente muy interesante. Abre todos los días y el precio de la entrada es de £16.50 (unos 18€ al cambio) para el público en general, con descuentos para personas mayores de 60 años y estudiantes. Los niños £8,75 (18€ al cambio). Los niños menores de 5 años entran gratis.

Esperamos que hayas disfrutado leyendo algunos de los mejores lugares alternativos y más secretos de Edimburgo. Fíjate que no hemos incluido excursiones de un día desde Edimburgo o cosas interesantes que ver en las afueras pero como has visto más arriba, en nuestra web podrás encontrar información sobre estos lugares. ¡Esperamos que también te puedan interesar!

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar