Culross, un viaje al siglo XVII

culross escocia

Culross es una pequeña población a unos 40 kilómetros de Edimburgo. En muchos aspectos, sobretodo el centro, se conserva como en su mayor momento de esplendor económico a finales del siglo XVI y principios de XVII. La famosa serie televisiva histórica de viajes en el tiempo Outlander ha grabado algunas de sus escenas allí. Si seguís la serie es una visita muy recomendable... ¡y aunque no la sigáis, también!

Llegar a Culross desde Edimburgo puede ser una bonita aventura si no disponéis de coche. Si bien el viaje en coche os llevaría menos de una hora, en transporte público no existe la posibilidad de ir directamente. La mejor manera de acercarse es vía Dunfermline, otro lugar de interés histórico. Podéis ir en tren desde Edimburgo a Dunfermline y después coger un autobús hasta la estación de autobuses (o ir caminando), desde donde otro autobús os conducirá a Culross. También podéis coger un autobús desde Edimburgo a Dunfermline y desde allí otro a Culross. Sería una buena idea consultar los horarios de los transportes para no tener que esperar demasiado tiempo entre los transbordos. En poco más de una hora estaréis en Culross. No es preocupéis, no es tan complicado llegar como pueda parecer. Es más, disfrutaréis de unos paisajes rurales preciosos, que os harán esta pequeña aventura mucho más amena.

culross edimburgh

La principal atracción, pero ni mucho menos la única del lugar, es el Palacio de Culross con sus espectaculares jardines. El palacio lo hizo construir George Bruce de Carnock (c. 1550-1625) entre 1597 y 1611. Este comerciante e ingeniero escocés reactivó la actividad minera de la zona con técnicas revolucionarias aprendidas en sus viajes. El palacio es elegante pero sin la opulencia pretenciosa que se acostumbra a encontrar en edificaciones similares. En algunas estancias todavía se conservan las pinturas originales en las paredes y la decoración respeta los cánones de la época. Además, podréis contemplar unos jardines muy diferentes de los típicos con los que asociamos los palacios, pero representativos de la particularidad de este y de los tiempos en los que se construyó. La vista panorámica desde lo alto de los jardines del Firth of Forth (el Fiordo del Forth en español) es impresionante.

culross fife

Desde el palacio, una pequeña subida a través de Back Causeway, Tanhouse Brae y Kirk Street os llevará a las ruinas de un monasterio cisterciense, Curloss Abbey. Antes de llegar pasaréis por el antiguo edificio del ayuntamiento, Sandhaven, que data de 1626 y fue utilizado como tal hasta 1975. A continuación, ya subiendo por la cuesta veréis the Study (el estudio) un resplandeciente edificio de alrededor de 1610 que debe su nombre al hecho de que el obispo Leighton de Dunblane lo usaba como estudio a finales del siglo XVII. Prácticamente a la misma altura, os encontraréis con la Mercat Cross (la Cruz de Mercat, que en escocés antiguo significa mercado).Si bien su base se remonta al 1588, el poste se reemplazó en 1902. Cuando acabéis de subir, veréis las ruinas del antiguo monasterio de principios del siglo XII, que poseen su encanto sin ser demasiado llamativas. Es un buen lugar para hacer un picnic si el tiempo lo permite. La torre todavía se conserva y forma parte de la iglesia local. Allí están enterrados los restos del anteriormente mencionado George Bruce.

calles de culross

Además de perderos por las calles de Culross dejándoos cautivar por su encanto, podéis pararos a comer algo en el pub The Red Lion, un rincón acogedor, donde el servicio es afable y los platos son abundantes. ¡No os quedaréis con hambre! Si lo que queréis en un sándwich o quizás un trozo de pastel, podéis ir al Biscuit Café, al lado del Palacio. Os recomendamos este Tour por Escocia. ¡Ya nos contaréis que os ha parecido la visita!

Compartir:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar