Ruta por las Highlands

highlands-escocia

Podríamos decir que Escocia se divide en dos partes bastante bien diferenciadas, las Lowlands, en donde podemos encontrarnos con aspectos tan interesantes como que ver en Edimburgo y las Highlands, la auténtica naturaleza, compuesta por paisajes llenos de escarpes, lagos, montañas y esa niebla tan característica.

Los amantes de la naturaleza, disfrutarán en demasía de una buena ruta por las Highlands y es por ello que vamos a ofrecer una pequeña serie de indicaciones, para poderlas disfrutar de una mejor manera. En primer lugar es importante decir que existen excursiones desde Edimburgo, en donde puedes montar en autobús y disfrutar del recorrido que está establecido. Sin embargo, a modo de recomendación y para disfrutarlas mucho mejor, es recomendable alquilar un coche y ser uno mismo el que se marque el trazado.

excursion a las highlands

Esto es debido a que a lo largo de esta ruta, te vas a encontrar con paisajes que quitan el hipo, por lo que seguramente quieras parar en alguno de ellos para disfrutarlos durante un buen rato, algo que tienes restringido cuando vas en un autobús. Lo mejor es armarse de valor, tener en cuenta que se conduce por el carril izquierdo e ir directo a la aventura.

Planificar una ruta por las Highlands

Las Highlands tienen mucho contenido que ver y que disfrutar y para ello, lo más interesante es dividir la ruta en varias etapas. Saliendo desde Edimburgo, tenemos que poner camino en la carretera NC 500, en donde nuestra primera parada debería de ser Inverness.

En las inmediaciones de esta ciudad de Inverness, podremos visitar varios de los lugares más conocidos del país, en donde por ejemplo se encuentran las ruinas del castillo de Urquhart a los pies del Lago Ness, o el Corrimony Chambered Cairn, un montículo de piedras de una tumba prehistórica, que data de alrededor de unos 4.000 años. Sin embargo, estos no son los únicos elementos de la naturaleza de los que disfrutar, puesto que también tendrá interés el Parque Nacional de Cairngorms o la cascada de Foyers.

Siguiendo la ruta de la carretera, nuestro siguiente destino debería de encontrarse en Thurso y Ullapol, en donde podremos disfrutar de varios pueblos costeros, disfrutando de la orografía del país. Aquí también tendremos puntos de interés como son los castillos de Dunrobin y Girnigoe.

Seguiríamos la ruta hasta Applecross, en donde podremos disfrutar por el camino de una sucesión de lagos rodeados de pequeños jardines, donde también habrá grandes bosques que nos permitirán disfrutar de la naturaleza.

Otro de los lugares interesantes de visitar, en donde nos tenemos que desviar de la carretera por el final, será la Isla de Skye, uno de los lugares más bellos de todas las Highlands que merece la pena conocer.

Para ir terminando, dejando Skye atrás y bajando por la costa oeste, no encontramos con el que quizás sea el valle más famoso de Escocia en Glencoe. Sus colinas más conocidas son las dramáticas Three Sisters (tres hermanas) en el macizo de Bidean nam Bian. Es un lugar perfecto si os gusta el montañismo o si tan solo queréis disfrutar del paisaje.

En definitiva, dependiendo de los días que puedas disfrutar, merece la pena poder pasar algo más de tiempo en cada una de estas localizaciones, para poder explorarlas a fondo y sobre todo disfrutar de la naturaleza. No todo van a ser elementos arquitectónicos o lugares de interés, puesto que dado la privilegiada orografía del lugar, estaremos ante un auténtico regalo para la vista.

Compartir:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar